Danny no picó el anzuelo

Mientras el equipo entrenaba ajeno a lo que ocurría o podía estar ocurriendo en el despacho de Danny, éste se paseaba con el móvil en la mano y alguna sonrisilla, porqué no decirlo, que ponía algo nervioso al personal. 

Sin Bradley ni Gerald Green en la cancha de entrenamiento, los comentarios y rumores en Twitter iban en aumento a hora y media de cerrarse el mercado de fichajes en la NBA.

Primero con la vista puesta en un Trade menor por Bogut, que acabaría en Philadelphia (para posteriormente ser cortado y acabar en Boston ?). Luego, bueno, antes y después de eso, por el Trade mayor, el de Paul George, muy de los Lakers y que tiene la intención de vestir de púrpura y oro en verano de 2018.

Y lo de Paul George re un Trade imposible. Primero por querer vestir de lagunero en año y medio y luego por lo que pedía Larry, que de tonto tiene lo justo. 

En todo esto tengo varias teorías:

1) Larry, por no querer perjudicar a sus amados Boston Celtics, pidió la luna (Bradley, Crowder, Smart,…el pick de Nets 2017) para de Danny se viera obligado a decir que no y de esa forma no complicarnos la vida destrozando una plantilla al completo por un tipo que se va a evaporar en meses. Gracias Larry.

2) Larry quiso sacar más de lo que valía Paul George en tales circunstancias. Quiso pescar en abundancia y la red acabó por tirar todo el pescado a las puertas del mercado.

3) Si Larry hubiera estado algo más listo debiera haber pedido menos. Un buen cebo. Poquita cosa. Un jugador y el pick de Nets hubiera bastado para llevarse un gran botín por un jugador que van a disfrutar meses. A cambio Boston hubiera tenido su tercera estrella con la que optar al campeonato los dos próximos años sin desarbolar demasiado la actual plantilla. Otra guerra hubiera sido la de intentar retenerlo en 2018…. Aunque sí hubiera optado por irse, siempre quedaría el hueco para ir a por otra estrella. 

Y Butler ? Bueno pues a mí, personalmente, Butler me gusta lo justo. Y lo justo es un Butller x Crowder y morralla, un Butler por el pick y morralla, un Butler sin locuras, un Butler que visto lo visto en Chicago habría que ver su encaje en Boston.

Y así llegamos al final de esta historia, con Boston igual que estaba, con opciones de hacerse con Terrence Jones, cortado por NOLA o con Andrew Bogut,  la espera de que sea cortado por Philadelphia y con los picks a salvo, la estructura a salvo y la ilusión intacta.

Es cierto que este año será difícil desbancar a Cleveland, pero Boston tiene un plan para los próximos 10 años.

Bravo Danny.

Brad Stevens con la sonrisilla
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s