Boston le da la vuelta a la tortilla

Cuando en noviembre de 2001 los Lakers de Kobe y Shaq se ponían por delante en número de victorias el equipo de Phil Jackson dominaba la liga e Indiana Pacers, Philadelphia 76ers o New Jersey Nets eran sus rivales en las finales de la NBA. 

Las victorias se les caían de las manos y, poco a poco, los Celtics de Pierce & Walker se iban precipitando al abismo de la nada, de Pitino, de no ganar a absolutamente nadie y el margen de victorias entre unos y otros aumentaba hasta el llegar a pensar que difícilmente los de mi generación verían de nuevo a los Celtics por delante. 

Llegó el nuevo Big Three, pero en California los Lakers contaban también con un gran equipo que evitaba reducir esa distancia entre unos y otros. Pero pasó el tiempo,unos y otros cayeron para reconstruir y mientras en los Lakers no había rumbo fijo, en Boston se confió en Brad Stevens que, poco a poco, ha ido recortando distancias entre unos y otros al punto de superarles el día de su enfrentamiento el pasado viernes en el Garden. El resto de temporada servirá para seguir poniendo tierra de por medio y, si todo sale según los planes que Ainge tiene en la cabeza, en los años venideros el margen no hará más que aumentar.

Oremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s